Consultas


Esta sección permanecerá abierta con objeto de permitir el inicio de debates on-line o consultar cualquier duda sobre los diferentes temas de interés relacionados con la actualidad en la bioética vista desde la Atención Primaria

1 comentario:

  1. DEBATE SOBRE CASO QUE NOS LLEGÓ AL GRUPO A TRAVÉS DE TWITTER.

    Un médico nos consulta qué hacer ante el caso de una madre que solicita IVE para su hija de 15 años que no quiere abortar. No aporta más datos.

    La discusión tuvo lugar en el curso de una de las reuniones del grupo. Comenzamos comentando la complejidad del caso y la falta de información. Se nos plantearon muchas preguntas.

    A continuación intentamos ver cuáles son los valores o principios éticos en conflicto. Decidimos no abordar el tema del derecho a la vida del embrión.

    Por un lado está el respeto a la autonomía de la menor que ha expresado su deseo de no abortar. A nadie se le debería obligar a abortar. El derecho a decidir sobre su propio cuerpo y sobre su vida nos obliga a respetar su decisión, sea la de seguir adelante con el embarazo o la de interrumpirlo. Pero nos falta información sobre la madurez de la joven, y su capacidad de decidir ¿Por qué tiene ese deseo de ser madre? ¿Ha sopesado los pros y los contras de su decisión de forma consciente? ¿Es por creencias religiosas o de otro tipo? ¿Por unirse a su pareja si la tiene?, ¿En qué situación se encuentran para cuidar de su futuro hijo? ¿Serán responsables? ¿Quién se hará cargo, en caso de no serlo, de su hijo? La joven debe ser consciente de las obligaciones que comporta ser madre. Su vida sufrirá un cambio radical, sus estudios, diversiones, descanso… van a verse relegados a un segundo plano, sobre todo si su familia no quiere o no puede asumir el cuidado de un nuevo miembro.

    Por otro lado debemos tener en cuenta la autonomía de la madre de la joven ya que probablemente tendrá que hacerse cargo de los cuidados de su futuro nieto. ¿Se le puede obligar a ello? ¿Por qué no quiere que su hija sea madre? ¿Por el bien de la hija o por el suyo propio o por el del futuro bebé? ¿Por la calidad de vida que se le va a poder ofrecer a ese nuevo ser humano? ¿Por el escándalo social? ¿Por miedo a la reacción del padre de la joven cuya opinión no conocemos? ¿Porque el padre de la criatura no le parece un buen partido para su hija? ¿Porque piensa que su hija va a echar a perder su juventud y su formación?

    También comentamos las pocas ayudas sociales que existen para las madres sin recursos, para las madres solteras sin apoyo familiar.

    Una vez más, hay que insistir en la necesidad de formación sexual, poner en marcha medidas para evitar embarazos en adolescentes, que los métodos anticonceptivos sean accesibles, educar en el sexo responsable, etc.

    Pensamos que la actitud del profesional sanitario debe ser comprensiva, practicando la escucha activa, intentando ayudar en la comunicación y entendimiento entre la madre y la hija para que entre ambas lleguen a la mejor solución. Así mismo debe informar sobre la legislación vigente y los recursos existentes o derivar a los profesionales que le puedan dar dicha información.

    ResponderEliminar